Para evitar que una salida con los amigos, se convierta en una odisea, debemos llevar con nosotros algunas herramientas básicas, que nos permita en caso de tener alguna averia, continuar con la marcha y seguir disfrutando y evitar que un paseo agradable se convierta en un infierno, máxime si todavía nos queda mucha distancia para llegar a nuestra casa o destino.

Utensilios básicos

No es necesario cargar con gran cantidad de herramientas para reparar pequeñas averías, además las que os vamos a enumerar, son ligeras y de poco tamaño, pero a su vez imprescindibles.

  •          Cámara de repuesto
  •          llaves allen
  •          Tronchacadenas mini
  •          Parches autoadhesivos y lija
  •          2 desmontables, de cubiertas
  •          1 cierre de cadena completo
  •          Bomba de hinchar, comprobar que se ajusta a nuestra válvula
  •          Llave para desmontar las ruedas, si los cierres no son manuales.

Pinchazo

Prevenir: no apurar la vida del neumático en exceso y circular siempre con la presión correcta.

Como Repararla: desmontar el neumático, cambiar la cámara (mejor que parchear, más rápido) y volver a montar.

Utilizar los dos desmontables de cubiertas, la cámara de repuesto y la bomba.

Rotura de cadena

Prevenir: cambiar la cadena cada 3.000/4.000 kilómetros. Evitar cruzarla en exceso (plato pequeño con piñón pequeño/plato grande  con piñón grande).

Como Repararla:  utilizando el tronchacadenas, cortar un eslabón y volver a remachar un bulón.

Utilizar el tronchacadenas y cierre de cadena.

Rotura de radios

Como Repararla: aumentar la tensión del radio anterior y posterior (del mismo lado de la rueda) del que se ha roto.

Recomendación: el radio roto hay que quitarlo para evitar que se enganche con los frenos, las vainas o la horquilla; si es del lado del piñón no se puede retirar; en ese caso hay que «atarlo» con los radios colindantes, a la espera de poder desmontar el casete y reemplazarlo.

Completar el kit, con las llaves allen que os permitirán ajustar la mayoría de las partes de vuestras bicicletas, si notáis pequeños desajustes una vez en ruta.

Regulación del cambio trasero

Como hacerlo

El cambio trasero generalmente dispone de 2 tornillos de regulación situados en la parte superior del mismo o en alguna otra que resulte accesible, dependiendo del modelo. El tornillo externo es el que regula el recorrido de la roldana inferior en su parte interna, y viene marcado normalmente con la letra L. El tornillo interno regula el recorrido de la roldana inferior en su parte externa, y viene marcado normalmente con la letra H.

Estos tornillos tienen la función de limitar el recorrido del cambio. Es decir, si los apretamos reducimos el recorrido y si los aflojamos, aumentamos el recorrido del cambio trasero. Para ello:

1. Colocamos la cadena mediante el accionamiento del cambio en el piñón más grande y giramos el tornillo L o externo hasta conseguir que la roldana inferior del cambio quede justo debajo del piñón más grande. De esta manera conseguimos que la cadena no se salga de la corona de piñones hacia nuestra rueda.

2. Colocamos la cadena mediante el accionamiento del cambio en el piñón más pequeño y giramos el tornillo H o interno hasta conseguir que la roldana inferior del cambio quede justo debajo del piñón más pequeño. De esta manera conseguimos que la cadena no se salga de la corona de piñones hacia fuera.

3. Vamos variando entre todos los platos y piñones y si vemos que la cadena se sale en algún momento, apretamos un cuarto de vuelta el tornillo correspondiente al lado por el que la cadena se sale.

Esperemos que estos breves consejos, os ayuden a disfrutar más tranquilamente de vuestras salidas.

Procurar llevar vuestras bicis para la puesta a punto y revisión, a sitios de confianza.